Mago y escapista

Para ti son mis ojos, mis sonrisas y mis rubores.

Porque de ti bebo la nobleza de tu alma.
Porque contigo sonrío y mi tristeza se espanta.
Porque con tu cercanía, tú mis penas calmas…

Y son tuyos mis ojos, mis labios y mis pensares.
Todo lo mío es para ti aun cuando tú no lo buscas.
Porque solo tú entiendes el silencio de mi lenguaje.

Porque eres de mis sentires, mago y escapista,
aunque cuando estás conmigo no quieras marcharte.
Y es tuyo mi silencio, pues contigo no puedo enojarme.

Para ti son mis risas, mis pensamientos y mis candores.
Porque cuando me miras con ojos tiernos, me desarmas.

Y es que tu sola existencia, a mí me hace feliz…

Alicia Rosell®©

Deja un comentario