SUSURRO Y CÓLERA (Mi Grito de Mujer)

PRINCIPIO…
Cariño, te prometo que voy a tratarte como una reina.
Cariño, te prometo que voy a dejar de beber.
Cariño, te prometo que voy a dejar de fumar.
Cariño, te prometo que voy a respetar tu libertad.
Cariño, te prometo que nunca te seré infiel con otra mujer.
CARIÑO, ¡ERES TAN HERMOSA! ¡NO TE PINTES!
 
TIEMPO DESPUÉS…
Cariño, te prometo que voy a dejar de gritarte.
Cariño, te prometo que voy a dejar de serte infiel.
Cariño, te prometo que no te insultaré sin motivo.
Cariño, te prometo que no te levantaré la mano.
 
¿NO ME OYES?
¡CARIÑO, TE PROMETO QUE NO TE PEGARÉ MÁS!
 
MESES O AÑOS DESPUÉS…
Cariño, prometo no tratarte como a una esclava.
Cariño, prometo que no volveré a ensangrentar tu cara.
Cariño, te prometo que el médico curará tu locura.
Cariño, te perdono tus escapadas porque eres solo mía.
 
¿NO ME OYES?
¡CARIÑO, NO ME DES MÁS MOTIVOS PARA MALTRATARTE!
 
SUSURRO Y CÓLERA…
Mi amor… ¿No entiendes que me haces sentir muy mal?
¡NO ME OBLIGUES RETENERTE SIENDO MÍA NADA MÁS!
 
¡TE AMO TANTO, AMOR MÍO!
Cariño… ¡Te prometo que cambiaré, pero no te marches!
Cariño… ¡Regresa conmigo para rehacer nuestro amor!
Cariño… ¡Deja ya de esconderte de mí porque enloquezco!
 
¿ME PERDONAS, AMOR?
¡Te prometí no pegarte y se me fue la mano! ¿Me perdonas?
Mi reina, te prometí que serías libre y te he encarcelado.
Mi cielo, te prometí las estrellas pero me has fallado.
¿Por qué me faltaste al respeto saliendo sin mi permiso?
 
¿QUÉ HA PASADO?
Cariño, te prometí no pegarte y te he matado.
Cariño, te prometí que nunca más volvería a golpearte y te he roto en pedazos. ¿Por qué me obligaste?
Amor, me siento mal porque me has abandonado. ¿Qué haré ahora sin ti?
Cariño, ya no serás de otro hombre ni otros te mirarán, es mi único consuelo.
Mi amor, te prometí el cielo y allí estás. Siempre cumplo mis promesas…
 
FINAL PRIMERO…
 
¡MUJER MALDITA, ESTOY EN LA CÁRCEL POR TU CULPA!
!MALDITA LOCA, MUJER ESTÚPIDA, QUÉ INFELIZ ME HICISTE!
¡MERECES ESTAR MUERTA MIENTRAS YO SIGO VIVO!
 
FINAL SEGUNDO…
Cariño… te prometo dejar de fumar y beber en cuanto salga.
Créeme… te juro que estuve en la cárcel siendo inocente.
Cariño… te prometo que yo no maté a mi mujer aunque me era infiel.
Cariño… te prometo que nunca estarás sola y te protegeré.
Cariño… te juro que yo no mataría jamás a ninguna mujer.
 
 
FIN DE OTRO PRINCIPIO SIN FIN.
Dulce amor mío, tú eres mi salvación y me harás feliz de nuevo…
¡PERO HAZME EL FAVOR DE NO TOMARME POR IDIOTA!
Cariño, ¡te prometo que si me obedeces todo irá muy bien!
.
Alicia Rosell®© Miércoles 16 marzo 2016.

Fotografía tomada de la página http://nomasvg.com/tag/mujeres/

Deja un comentario